Avenida Manoteras nº 20, Edif. B. 1ª 28050 Madrid comunicacion.spain@lafargeholcim.com 91 213 31 00

Passivhaus, la certificación de eficiencia energética en la construcción

Las casas pasivas están consideradas como las casas del futuro, pero lo cierto es que en muchos países ya son una realidad. El concepto de casa pasiva nace en Estados Unidos a principios de los años 80, pero no es hasta 1988 cuando se estandariza el concepto “Passivhaus”(en alemán) o “Passive House” (en inglés).

3d rendering interior and exterior design

passivhaus

La casa pasiva es aquella que, aprovechando los grandes avances tecnológicos y conceptuales de la industria de la construcción, consigue ser lo más eficiente posible, y no sólo tiene un consumo energético mínimo, sino que además aprovecha los recursos naturales como el sol o el agua, y todo esto sin dejar de lado la creación de un esencial ambiente de confort en su interior.

El característico ahorro energético de las edificaciones passivhaus se consigue añadiendo tanto a la cara externa como a la interna de la estructura de hormigón de la vivienda un aislante térmico especial o a la propia utilización de un hormigón especial térmico que lo aísle de las condiciones exteriores, que actualmente está considerado como el mejor del mundo. Estos aislantes se encargan de proteger al hormigón y demás materiales de construcción de los efectos del paso del tiempo, tales como la oxidación, otorgándoles así una mayor durabilidad.

beautiful modern house in cement, view from the garden

cement passivhause

Por otro lado, la mejor opción para las viviendas pasivas es la de optar por una climatización totalmente natural, ya que para mantener una temperatura estable en el interior se utiliza la energía solar renovable.  Junto a esta fuente de energía, las passivhaus incluyen un sistema de ventilación cruzada que permite tener una temperatura ambiente agradable en toda la vivienda sin necesidad del uso de aparatos eléctricos, los cuales restan calidad al aire y disparan el consumo energético.

Además de lo mencionado anteriormente, podemos añadir los nuevos diseños arquitectónicos, que normalmente utilizan grandes ventanales para conseguir una iluminación interior natural. Son diseños caracterizados por un gran aprovechamiento del espacio y por ser construcciones que se funden con el paisaje y la naturaleza, creando así una sensación de conexión con el entorno.

En definitiva, una casa pasiva es una casa enmarcada en los principios ecológicos y ahorrativos que aprovecha materiales de construcción sólidos como el hormigón especial y los refuerza con materiales aislantes para conseguir una mayor eficiencia energética y, por tanto, una estructura más duradera y segura.

No hay comentarios

Agregar comentario