Avenida Manoteras nº 20, Edif. B. 1ª 28050 Madrid comunicacion.spain@lafargeholcim.com 91 213 31 00

Huertos verticales, la agricultura del futuro

Según diversos estudios, la tendencia social del ser humano será  seguir aumentando su concentración  en zonas urbanas, se estima que en 2050 el 80% de la población vivirá en núcleos urbanos, por lo que la producción  agrícola estará más limitada o dispondrá de menor mano de obra para su desarrollo.

 

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, el consumo de productos hortofrutículas aumentará en gran medida en línea al crecimiento exponencial de la población, por lo que si las técnicas agrícolas y el consumo no cambian o evolucionan, será necesaria la deforestación de territorios tan grandes como Brasil, para poder alimentar a toda la población mundial.

A raíz de este problema surge el concepto de Farmscrapers (granjas y huertos verticales), concepto ideado por Dickson Despommier, microbiólogo, ecólogo y profesor de salud pública y medioambiental en la universidad de Columbia en Nueva York.

Las granjas verticales consisten en cultivar todo tipo de plantas y verduras comestibles en  los grandes edificios, rascacielos  y todo tipo de construcciones urbanas. Se trata de adaptar la infraestructura de dichos edificios para que puedan cultivarse plantas en ellos verticalmente, de manera similar a grandes invernaderos o jardines verticales.

Huerto vertical hidroponico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los métodos utilizados para la agricultura vertical serian la aeroponía (es un proceso de cultivo en un entorno aéreo sin utilizar el suelo) y la hidroponía (es un proceso de cultivo sin utilizar tierra, mediante soluciones acuosas).

El propósito de las granjas y huertos verticales no es solo abastecer con alimentos a la población, también ser más eficientes y sostenibles utilizando fuentes de energía renovables, para nuestro autoabastecimiento. La utilización de energías renovables como los paneles solares y túneles de viento ayudarían a mantener el edificio aclimatado  y con suficiente energía para mantenerlo.

La construcción de estas granjas verticales utilizará materiales como el hormigón, que proporciona  elementos y soluciones para la construcción de alta eficiencia energética  debido a sus propiedades.

La implantación de las granjas y huertos verticales tendría un impacto ambiental muy positivo, ya que las plantas y los árboles son los principales agentes purificadores de dióxido de carbono que se produce en las ciudades y las superficies verdes ayudarían a combatir la polución y el efecto invernadero producido por vehículos, calefacciones en los hogares e industria.

No hay comentarios

Agregar comentario