Avenida Manoteras nº 20, Edif. B. 1ª 28050 Madrid comunicacion.spain@lafargeholcim.com 91 213 31 00

El hormigón y sus propiedades más desconocidas

El hormigón es uno de los materiales más comunes en nuestra sociedad. Vivimos rodeados de él sin tan siquiera darnos cuenta y aunque a veces le restemos importancia, lo cierto es que es un elemento clave en nuestro día a día.

Es el material más empleado en la construcción y se puede encontrar en multitud de obras arquitectónicas tales como edificios, túneles, puentes, diques, etc. Incluso en muchas edificaciones que no tienen como elemento base el hormigón, este se encuentra presente en la estructura ya que se trata de un material fundamental para cimentar las construcciones.

architecture-983920_960_720

El hormigón actual se consigue mediante la mezcla de una serie de materiales, entre los que, de forma general, se incluye el cemento, agua, elementos áridos y aditivos. Pero el hormigón no es un invento reciente del ser humano, sino que hay constancia de su uso incluso durante la Antigua Grecia, y a lo largo de los siglos el hormigón ha acompañado al hombre durante su evolución, cambiando según la conveniencia y necesidad de la sociedad de cada época.

open-uri20150702-30137-wt6uvz

El hormigón ha llegado hasta nuestros días porque ofrece una serie de ventajas frente a otros materiales que lo hacen indispensable; es extremadamente resistente y por tanto, soporta el paso del tiempo mucho mejor que otros materiales como la madera. Ejemplo de ello es la persistencia de obras construidas con este material hace miles de años, como algunos puertos de la Antigua Grecia de los que todavía se conservan los restos, edificios de la época del Imperio Romano como el gran Coliseo, castillos medievales, etc. El hormigón también es un material muy impermeable gracias al cemento, lo cual hace que los edificios construidos con este material sean los que mejor soporten situaciones climáticas adversas tales como inundaciones o huracanes. Además, el cemento es muy buen aislante, lo que supone que en las grandes ciudades donde el ruido supone un gran problema, los edificios construidos con este material sean una de las mejores opciones a la hora de elegir vivienda.

hormigon

Aunque parezca extraordinario, otra de las características de este material es su capacidad para reciclarse, y es que, los bloques de concreto (hormigón) se pueden utilizar para decorar viviendas de manera original, creando con ellos estanterías, zapateros, jardineras, etc. Incluso podemos encontrar diferentes modelos de hormigón específicamente creados para dar respuesta a las actuales necesidades de la sociedad. Hablamos del hormigón luminiscente, que contiene áridos con propiedades fotoluminiscentes que logran que las superficies de hormigón brillen; el hormigón translúcido, el que modifica su color con los cambios de temperatura o incluso el fotocalítico, capaz de autolimpiarse.

Todas estas propiedades hacen del hormigón un material apto para prácticamente cualquier construcción que nos propongamos. Por ello, lo encontramos más allá de las viviendas y edificios, en todos aquellos elementos que nos conectan; en parques y avenidas, bancos, canchas de baloncesto, jardines, fuentes o incluso construcciones que tradicionalmente se han realizado a partir de otros materiales como las bateas. Recientemente, en las costas españolas, se ha generalizado la cría de ostras y mejillones en bateas construidas en base a hormigón, aunque seguramente no sea la única construcción atípica en la que encontremos hormigón.

 

No hay comentarios

Agregar comentario