Avenida Manoteras nº 20, Edif. B. 1ª 28050 Madrid comunicacion.spain@lafargeholcim.com 91 213 31 00

Nuevos usos en la impresión 3D: los áridos como elemento de construcción

La impresión 3D está revolucionando la sociedad, pero, principalmente está suponiendo un punto de inflexión en los sectores económicos, parejo a la revolución que supuso en su momento la mecanización del trabajo. La tecnología ha hecho posible acortar plazos y hacer más sencilla, de alguna manera, nuestra vida. Si hace unos años veíamos imposible que una impresora fuera capaz de imprimir otra cosa que no fuera tinta, hoy esta tecnología de impresión 3D es capaz de imprimir objetos de plástico y otros materiales como metal, textil, cristal o incluso tierra.

Tierra construcción 5

En la actualidad, hay un cada vez más creciente interés por descubrir las posibilidades de esta tecnología en materia de construcción. Por ello, no es de extrañar que centros tecnológicos e institutos estén centrando sus esfuerzos en su investigación. entro de esta atmósfera de exploración, entra en juego la investigación realizada por el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC), que ha explorado el uso y aplicación de la impresión 3D en el área de la construcción. Fruto de sus esfuerzos han conseguido desarrollar una tecnología llamada Pylos, una impresora 3D que tiene la capacidad de fabricar objetos con elementos áridos o tierras. El rasgo diferenciador que posee este método es que permite que los materiales den forma a la tecnología, en lugar de alterarlos para dar respuesta a sus necesidades.

Tierra construcción 4

Los beneficios de utilizar la tierra como material de construcción son muchos, ya que se trata de un elemento seguro y respetuoso con el medio ambiente que proporciona un aislamiento natural y ofrece protección contra incendios. Además, es 100% reciclable, favorece la ventilación y es sumamente resistente.

Por otra parte, además de garantizar detalles críticos como la circulación del aire, la resistencia a incendios y la aislación térmica, la tierra puede ser procesada localmente, y solo requiere un cuatro por ciento de aditivos para mejorar sus propiedades.

La investigación partía con el propósito principal de crear una nueva técnica de impresión tridimensional arquitectónica capaz de utilizar materiales naturales,  biodegradables y de origen local que pudieran ser reutilizados después de haber servido a su propósito. Pero además de esto, se ha conseguido optimizar la mezcla de materiales utilizando únicamente aditivos naturales y mejorando los tiempos de fabricación.

Tierra construcción

Gracias al desarrollo de esta nueva tecnología, se ha obtenido un material tres veces más resistente a la tracción que la arcilla industrial tradicional. Además, al no estar horneado, cuenta con la ventaja de que se puede reutilizar varias veces, a diferencia de lo que ocurre con el barro cocido.

A pesar de haber demostrado el gran potencial, el programa Pylos se encuentra todavía en la fase de desarrollo inicial; el proyecto se enmarca dentro del programa TerraPerforma y sigue la línea iniciada por el programa WASP (World's Advanced Saving Project), creadores de la impresora 3D más grande del mundo.

Mediante el uso y posterior aplicación de esta técnica, se ha demostrado la capacidad que posee la tierra como material eficaz de construcción. Este hecho supone a día de hoy toda una revolución en el sector y abre las puertas a un sinfín de mejoras prácticas, económicas y sostenibles que permitirán que el sector siga evolucionando a grandes pasos.

No hay comentarios

Agregar comentario