Avenida Manoteras nº 20, Edif. B. 1ª 28050 Madrid comunicacion.spain@lafargeholcim.com 91 213 31 00

Arquitectura Brutalista, el arte del hormigón

El brutalismo o funcionalismo es un estilo arquitectónico que formó parte del Movimiento Moderno y que, como parte de tal, buscaba romper con el modelo tradicional de arquitectura, dejando de lado la ornamentación y la estética. El brutalismo surgió durante los años 50 y su auge se mantuvo hasta los años 70, e inicialmente se inspiró en el trabajo de los arquitectos Le Corbusier y Ludwig Mies van der Rohe.

London, UK - May 6, 2010: The Royal National Theatre iconic masterpiece of the New Brutalism designed by architect Sir Denys Lasdun

London, UK - May 6, 2010: The Royal National Theatre iconic masterpiece of the New Brutalism designed by architect Sir Denys Lasdun

Sin embargo, el brutalismo no aparece únicamente debido a las nuevas tendencias en la arquitectura de la época, si no que lleva aparejado un importantísimo conjunto de cambios, principalmente sociales y políticos, causados en gran medida por la Segunda Guerra Mundial. Estos cambios  se reflejaron en multitud de facetas de la sociedad, y en el ámbito de la arquitectura, el brutalismo fue el mayor representante.

El nombre de este movimiento tiene su origen en el término francés “béton brut”, que en español significa ‘hormigón crudo', término usado por Le Corbusier para describir sus materiales predilectos para la construcción. Más adelante el crítico de arquitectura británico Reyner Banham adaptó el término a su idioma y lo renombró como brutalism (brutalismo en español), término que identificaba el estilo emergente debido a la falta prácticamente total de decoración que lo caracteriza, así como al gran tamaño de sus edificios y a la total exposición del hormigón en sus fachadas.

La Jolla, California, USA - August 9, 2016: Exterior of the Geisel Library on the campus of the University of California at San Diego

La Jolla, California, USA - August 9, 2016: Exterior of the Geisel Library on the campus of the University of California at San Diego

Su principal innovación frente a otros estilos arquitectónicos consiste en mostrar los servicios al exterior. Todo elemento auxiliar que normalmente permanecía oculto, es puesto de manifiesto en la fachada, como pueden ser las tuberías de agua, los conductos de ventilación o el cableado del edificio, es decir, el brutalismo persigue el funcionalismo y la eliminación de convencionalismos.

A día de hoy muchos son los edificios de corriente brutalista que podemos encontrar alzados en las grandes ciudades del mundo; teatros, bibliotecas, universidades o incluso complejos urbanísticos caracterizados por el singular tono grisáceo aportado por este material de singular resistencia, el hormigón.

No hay comentarios

Agregar comentario