Avenida Manoteras nº 20, Edif. B. 1ª 28050 Madrid comunicacion.spain@lafargeholcim.com 91 213 31 00

La moda de las microcasas o “tiny houses”

Desde hace un tiempo, una de las tendencias en arquitectura son las tiny houses, construcciones diminutas diseñadas con el objetivo de alcanzar el mayor aprovechamiento posible en el menor espacio disponible.

Photo of a young woman holding a miniature house

Este movimiento surgió en la década de los noventa en Japón bajo el nombre de “kyosho jutaku”, que traducido al español significa literalmente microcasas, debido a los altos precios de las viviendas convencionales en esa época y a los pocos recursos de la población joven japonesa. Poco después, las tiny houses aparecieron en Estados Unidos, país que disparó su popularidad e impulsó su presencia hasta Europa. En España, las tiny houses han comenzado a aparecer un poco más tarde, pero actualmente existen empresas especializadas en su construcción y su demanda aumenta cada vez más.

Lo característico de estas viviendas es que se pueden construir con cualquier tipo de material -hormigón, madera, ladrillo- en función de las características que el propietario quiera que su nueva vivienda tenga, como por ejemplo, la durabilidad que se quiera otorgar a la casa, la eficiencia energética que se pretenda conseguir, la capacidad de moverla, su aislamiento térmico, etc. Lo cierto es que las tiny houses ofrecen una serie de ventajas frente a las construcciones convencionales; por ejemplo, estas viviendas son altamente personalizables, son ecológicas, e incluso algunas se pueden trasladar de emplazamiento. Además, permiten ahorrar ya que su consumo energético es inferior a la media y su coste más bajo que el de las viviendas habituales.

New residential complex under construction in the suburb, Szczecin, Poland

La moda de las tiny houses es tan importante que incluso se han creado reality shows y otros programas sobre ellas, aunque también existen multitud de proyectos diseñados en torno a las microcasas con un carácter social y no con fines de simple entretenimiento.

En Europa, especialmente en Francia y Alemania han surgido diversas asociaciones que centran su actividad en la instalación de microviviendas en los jardines o terrenos en propiedad de personas físicas con el fin de acoger en estas pequeñas viviendas a inmigrantes refugiados. Los anfitriones se comprometen con las asociaciones por un plazo de tiempo determinado, tras el cual se les permite tanto continuar o abandonar el proyecto. En cualquier caso las asociaciones son las encargadas de proveer las tiny houses, así como de trasladarlas a otro destino cuando el plazo acordado termine.

También cabe destacar otro proyecto social, en este caso desarrollado en Estados Unidos; más específicamente en Detroit, Michigan. Este proyecto se centra en la construcción pública de pequeñas viviendas en determinados barrios de la ciudad, viviendas que se ofrecerán a personas con recursos insuficientes para comprar viviendas convencionales. Los inquilinos de estas viviendas pagarían un pequeño alquiler durante los primeros siete años de residencia,  después de este tiempo se convertirían en los titulares de estas residencias.

Como estos existen muchos otros proyectos relacionados con las tiny houses repartidos por el mundo, que intentan demostrar que no se necesita un gran espacio para vivir con comodidad y que con poco se puede ayudar a muchos.

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario